Barbijo

Bajé a la vereda, una chica
me miró fijo a la boca y a los ojos.
Me entusiasmé
hasta que me di cuenta
que, otra vez,
me había olvidado
en casa el barbijo.

www.douhproduccion.com