Diego

El Diego unía a todo el Fontana
que solía ser sólo
de River o de Boca.

A mí,
nadie más que mi barrio
me enseñó sobre el amor.

La omnipotencia y la hipocresía
de una perfección humana inexistente,
que la siga mamando.

Gracias por siempre,
Maradona.

www.douhproduccion.com