Zona roja

Me agarrabas los cachetes del culo
con la seguridad del niño
que cuida su barrilete
mientras lo hace volar.

Sobre tu zona roja
me traías y me llevabas
fogoneando el alboroto de mis chacras
que se encaprichaban
por ser alineados con tu don.

www.douhproduccion.com